Cose tu propio antifaz para dormir

Uno de los mejores momentos del día llega con la noche, cuando se te empiezan a cerrar los ojos y te metes en la cama a descansar. Reconozco que me encanta dormir aunque últimamente no lo consigo mucho. Lo creas o no, además de las preocupaciones lógicas de cada uno, me paso las noches pensando en triangulitos, casitas y cualquier cosa que te pueda contar en el blog.

De noche las horas pasan rápido y casi sin darme cuenta comienza a amanecer. En ese preciso momento se acabó el ‘descanso’. Desde que un rayo de luz entra en mis ojos mi cerebro se activa y volver a coger el sueño es complicado. Ante la ausencia de persianas en mi casa decidí que a grandes males, grandes remedios y me compré un antifaz para dormir. No sabía si sería capaz de conciliar el sueño con esa cosa pegada en la cara, y si bien es cierto que algunas noches de verano me ha molestado por el calor, en general me ha gustado mucho utilizarlo.

Ponerme cada noche mi antifaz es trasladarme a mi infancia, cuando con unos ocho años nos mudamos a vivir a Tenerife y en la televisión ponían Falcon Crest y Disnastía. No me preguntes el por qué, porque no lo recuerdo, y no se si alguna de las protagonistas usaba uno de estos antifaces; pero es ponérmelo y me siento de lo más glamourosa, al más puro estilo Joan Collins o Linda Evans. De Ángela Chaning mejor no acordarnos que era demasiado malvada.

Así que como mi ‘cutreantifaz’ dio resultado y ya hasta se está desbaratando del uso me dije, ¡vamos a hacer un antifaz nuevo! y por supuesto sería tanto o más glamouroso que los que usaban las estrellas de la televisión.  ¡Porque yo lo valgo!

Aquí está el resultado. ¡Me encanta!

Antifaz glamouroso para dormir
Antifaz glamouroso para dormir

Para hacerlo utilicé unos retales que guardaba de mi quilt de ventanas que hice con la tela de Lynette Anderson y para la trasera una tela que combinaba muy bien y que usé en mi Lone Star que terminé hace unos días.

¿Quiéres sentirte como una estrella del celuloide cuando te vas a la cama? Entonces tendré que darte las claves, porque ¡tu también lo vales! Este es un proyecto súper sencillo, tanto es así que en un ratito lo tendrás terminado. ¡Empezamos!

He usado el anterior antifaz para coger el molde, en Internet seguro que encuentras muchísimos que puedan servirte.Además, necesitarás dos telas que combinen, guata y un elástico.

Materiales que necesito para hacer el antifaz
Materiales que necesito para hacer el antifaz

Coloca las dos telas bien planchadas derecho con derecho y por detrás las guata. Dibuja el molde del antifaz marcando los dos lugares por donde saldrá el elástico. Coge la medida del elástico para que no te moleste, ni muy apretado ni muy flojo, y córtalo dejando entre uno y dos centímetros para las costuras. Colócalo entre las dos telas asegurándote que quede derecho y fijándolo con alfileres a los puntos marcados. Coge con alfileres todo el contorno del antifaz para poder conser en la máquina sin que se nos mueva.

Preparamos las tres capas antes de ir a la máquina de coser
Preparamos las tres capas antes de ir a la máquina de coser

Cose todo alrededor pasando la aguja por encima de la línea que has dibujado y deja una pequeña abertura en la parte que prefieras, yo la dejé en la parte del pómulo. Comienza y termina rematando con la máquina para evitar que se desbarate cuando le estés dando la vuelta, y sería bueno que pasaras dos veces con la máquina sobre los puntos donde están los elásticos, al ser la parte que más va a sufrir.

Una vez hecho, recorta la tela sobrante dejando un margen aproximado entre 0.60 y 1 cm; y con mucho cuidado haz cortes alrededor sin llegar a la costura para que no te molesten al dar la vuelta en las zonas curvas.

Una vez cosido cortamos la tela sobrante
Una vez cosido cortamos la tela sobrante

Dale la vuelta al antifaz y plánchalo bien, coloca bien la zona por la que dimos la vuelta y haz un pezpunte alrededor con la máquina. De esta forma te quedará cerrada la apertura, aunque yo luego lo repasé con un punto escondido para que quedara igual que el resto.

Le damos la vuelta y le hacemos un pezpunte
Le damos la vuelta y le hacemos un pezpunte

Aunque no se aprecia muy bien en la foto quise darle un punto más personal al antifaz escribiendo una frase y como echaba tanto de menos bordar El costurero de Lulú como solíamos hacer en todos nuestros trabajos, decidí ponerle esta frase: “Te invito a mis mejores sueños”. Te dejo un detalle en el que puedes verlo mejor.

Te invito a mis mejores sueños
Te invito a mis mejores sueños

Todo esto del blog está siendo un sueño, el mejor de mis sueños, así que nada mejor que esta frase en la que se reflejan muchas ilusiones. Gracias por tu compañía y por formar parte de esta aventura.

¡Sigamos soñando juntas!

6 comentarios en “Cose tu propio antifaz para dormir

  1. Muy original Lourdes, no todo tienen que ser colchas o caminos de mesa. La costura te puede llevar a un mundo infinito de creaciones. Y la frase es de lo más sugerente… 🙂

    1. Muchas gracias! La verdad es que es increíble la cantidad de cosas que se pueden hacer con un par de trozos de tela. Gracias por estar siempre ahí y por la ayuda en los momentos en los que me ofusco. Muack!

  2. Mara tiene razón. Este antifaz no solo te sirve para dormir, sino también para cuando te entran tus famosas migrañas.
    Ya ves la cantidad de cosas que se pueden hacer con unos retales. Solo hace falta un poco de imaginación y eso a ti te sobra.
    Besos Chucha.

    1. Hoy me vino como anillo al dedo porque llevo un día de lo más migrañoso, ya se sabe que no siempre se está con las pilas totalmente cargadas. Mañana más y mejor, y con la creatividad a tope. Besos!!!

  3. Todo lo publicado de patchwork me parece increíble, pero como no “iniciada” agradezco las últimas entradas, ya que creo son más realizables para las menos expertas ( o sea yo misma) y sigue primando la originalidad, así que gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *