Mini bloque: el doble reloj de arena partiendo de cuadrados

Cada vez que investigo sobre bloques nuevos de patchwork hago algunos descubrimientos que me dejan asombrada. Ya sabes que las posibilidades son infinitas y las formas de hacer el mismo trabajo varían según la costurera en cuestión. ¿Conoces la sensación que produce hacer algo con cierto trabajo y luego descubrir que lo podías hacer de una forma más sencilla? Pues eso me ha pasado hoy, y lejos de sentirme tonta por no haberlo descubierto antes, me siento bien porque ahora sé otra manera de hacer un bloque que te encantará aprender. ¿Quieres conocer el doble reloj de arena partiendo de cuadrados? ¡No te vayas muy lejos porque empezamos!

Para nuestro trabajo de hoy vamos a utilizar dos cuadrados de tela que contrasten. Los cortaremos a 12,50 cm o 5 pulgadas. Con esta medida vamos a obtener dos mini bloques que podrían venirnos muy bien para hacer un cojín o un camino de mesa. Para lo que necesitaremos, obviamente, más cuadrados de otros colores, así le podemos dar a nuestro trabajo un toque de color.

Cortamos los dos cuadrados de tela
Cortamos los dos cuadrados de tela

Cogemos nuestros cuadrados y los colocamos derecho con derecho, y hacemos dos cortes en las diagonales. Asegúrate de llegar bien a las puntas para que todos los triángulos tengan la misma medida. Si te sientes más segura, márcalo primero con un bolígrafo y si eres más atrevida, hazlo directamente.

Cortamos las diagonales de los cuadrados
Cortamos las diagonales de los cuadrados

Aún no te he contado que este tutorial del doble reloj de arena lo encontré en el blog Love lylittle handmades y como se trata de una página americana, además de estar en inglés, utiliza las pulgadas para sus medidas. Recuerda que nuestro cuadrado mide 5 pulgadas.

Si tienes el plano de corte con las medidas en pulgadas y centímetros, vete a la parte donde están las pulgadas. Y fíjate muy bien en lo que te voy a decir: coloca la punta del triángulo en el punto en el que se cruzan las 6 pulgadas del plano. Si te fijas, justo por debajo pasa una línea que cortaría nuestro triángulo en dos, como en la foto. Corta en ese punto concreto.

Cortamos el triángulo en dos
Cortamos el triángulo en dos

Una vez cortados todos los triángulos combinamos las dos partes, cogiendo una de un color y otra de otro.

Combinamos los colores
Combinamos los colores

¡Nos vamos a la máquina! Y a partir de ahora no te preocupes porque habrá algunas esquinas que se queden fuera. ¡No sufras!

Cosemos las dos partes del triángulo
Cosemos las dos partes del triángulo

Cuando tengamos cosidos todos los triángulos los planchamos con la costura hacia la base del triángulo. Te darás cuenta que queda la parte inferior del triángulo más ancha que la superior, así que vamos a emparejar las dos partes.

Emparejamos la tela
Emparejamos la tela

Este es el resultado de emparejar las telas. Unos “mini triángulos” que colocaremos de tal forma que queden intercalados los colores. ¿A que ya empieza a parecerse a un reloj de arena?

Así nos quedarían los triángulos
Así nos quedarían los triángulos

Ya casi estamos pero vamos a por una de las partes más delicadas, porque tenemos muchos cruces y costuras que no nos van a ayudar a conseguir unos acabados perfectos. Pero haremos lo posible porque ¿vamos a dejarlas ganar? ¡de eso nada!

Busca tus alfileres porque te harán falta. Une los cuatro triángulos dos a dos para llevarlos a la máquina. Y asegúrate de sujetar y cuadrar bien las costuras que unen las dos partes del triángulo. En esta primera fase será lo más complicado.

Cosemos dos triángulos juntos
Cosemos dos triángulos juntos

Como ves en la foto ya hemos cosido las dos primeras partes y planchamos con las costuras abiertas para que no queden demasiado gruesas. Y hacemos lo mismo uniendo los dos triángulos resultantes.

En este caso tenemos tres puntos conflictivos, que son las dos uniones de los triángulos pequeños y el punto central. Usa alfileres y verás que el resultado será bueno.

Unimos todo y planchamos
Unimos todo y planchamos

Como ves en la foto ya lo tenemos unido todo y planchado con las costuras abiertas. El siguiente paso será cortar esas orejitas que le han salido en las esquinas y emparejar bien para que quede perfecto. ¿Quiéres ver el resultado?

Ya tenemos nuestro bloque terminado
Ya tenemos nuestro bloque terminado

¡Nuestro doble reloj de arena es muy pequeñito! tan solo mide 7,75 centímetros, por eso creo que para algún trabajo de pequeñas dimensiones quedaría genial. ¡Anímate! es una buena forma de practicar con esos cruces complicados para que nos queden perfectos y seguro que en casa tienes dos cuadrados de esas medidas que puedas utilizar.

De todas formas muy prontito te explicaré como puedes hacer este mismo bloque utilizando tiras. Es bastante más sencillo de hacer y el resultado es prácticamente el mismo. ¡Te va a encantar!

Antes de despedirme por hoy quiero contarte que últimamente tardo más en publicar en el blog por una razón más que poderosa. Sé que nos conoces muy bien y seguramente ya habrás adivinado que tenemos algo entre manos. Son varios proyectos que nos han pedido algunas seguidoras y que estamos haciendo poco a poco, cogiendo medidas y tratando de adelantar el tutorial. Son diseños nuestros y por eso cuesta un poco más. ¡Qué ganas de empezar a enseñarlos!  Espero que sea cuanto antes porque algunos van bastante adelantados, mientras tanto iremos trayendo otros tutoriales porque no queremos que nos olvides. Y como siempre te digo antes de acabar… ¡Nos leemos muy pronto!

¡Besos costureriles!

5 comentarios en “Mini bloque: el doble reloj de arena partiendo de cuadrados

  1. Adoro tu blog y tus publicaciones son geniales, demuestras que aprender Patchwork es mucho más que hacer “monederitos”. Un abrazo muy grande y gracias por todo.

    1. Hola Virtudes! Sabes que desde que leí tu comentario no me lo quito de la cabeza? Me encanta aprender cosas nuevas e intentar hacerlas para enseñarlas en el blog y siempre intento que sean diferentes porque no quiero aburrir. Me alegra muchísimo que te guste el blog y espero que no te canses de aprender con nosotras. Un beso enorme y feliz año nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *