El Four Patch

En este post te enseñaremos el que podríamos catalogar como el bloque más sencillo pero, como todo, depende de cada uno. Si ya estás familiarizada con el patchwork puede parecerte una tontería, pero nunca está de más recordar algunos conceptos y tampoco es nuestra intención  dejar fuera a ninguna persona que pueda estar interesada en adquirir algunas nociones básicas.

Para hacer un ‘Four Patch’ hacen falta cuatro cuadrados. Puedes hacerlos utilizando todas las telas diferentes, repitiendo dos de ellas  o emparejadas de dos en dos. El patchwork es tan libre como nosotros queramos, el límite lo pones tú.

Para empezar a trabajar recuerda que necesitaremos el material básico, esto es, el plano de corte, la regla y el cutter rotativo, y que las telas deben estar bien planchadas, de esta forma conseguimos que el corte sea lo más preciso posible.

Antes de cortar debemos tener claro qué es lo que vamos a hacer y qué medidas necesitamos. Si nos guiamos por una revista podemos encontrarnos las medidas con y sin margen de costura, o lo que es lo mismo, corte cutter (CC) y medida terminada, a la que tendríamos que añadir el margen de costura y que debería ser de ¼ de pulgada (0,6 cm por cada lado, en total 1,25 cm).

Telas necesarias para el four patch
Telas necesarias para el four patch

Imaginemos que queremos hacer un bloque de 30 cm. Para ello necesitaremos cuatro cuadrados, cada uno de ellos de 16,25 cm (CC). Una vez cortados los colocamos sobre el plano de corte y cogeremos los dos cuadrados de la parte superior, el de la derecha lo ponemos encima del izquierdo, derecho con derecho, y cosemos. Cuando lleguemos al final de la costura no cortamos el hilo, levantamos un poco el pisante o prénsatelas y metemos los dos siguientes cuadros, que habremos colocado en la misma posición que el anterior. En lo que se llama coser a cadena.

Una vez terminado de coser tendremos dos rectángulos que plancharemos con la costura hacia el lado de la tela más oscura, y volvemos a repetir la misma operación anterior. En esta ocasión teniendo en cuenta que hay  una costura que debemos controlar para que la cruz nos quede perfecta .

El cruce del four patch no coincide
El cruce del four patch no coincide

Puedes ayudarte de un alfiler para mantener la costura bien colocada. Tienes que ser muy hábil y sentir con los dedos cómo cuando encaras las dos costuras hay un momento en el que se enganchan.

Justo en ese punto debes sujetarlas con el alfiler y si quieres, puedes hacer lo mismo al principio y al final de los rectángulos que vas a unir. Si lo has hecho correctamente el resultado debería ser este .

Esta vez si coincide el cruce
Esta vez si coincide el cruce

No olvides planchar las costuras para que el hilo se asiente y no se escape. En el caso del ‘Four Patch’ la costura principal la plancho a un lado u otro indistintamente, cuando hagamos el ‘Nine Patch’ te darás cuenta de la importancia que tiene planchar correctamente cada costura.

Como puedes ver es bastante sencillo y aunque ahora pueda parecerte complicado es uno de los trabajos más habituales en patchwork.  En próximas entradas te contaremos qué variantes puedes hacer con el ‘Four Patch’ todas ellas con unos resultados muy llamativos.

¡Hasta pronto!

6 comentarios en “El Four Patch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *