Foto de familia

El post de hoy es muy especial para nosotras. Por un rato vamos a dejar de lado el cutter rotativo, el plano de corte, las reglas de patchwork y el pieceo. Olvídalo todo y deja volar tu imaginación, porque es un día apropiado para divertirnos. Lo que te vamos a enseñar hoy es esa costura creativa que a todas las que integramos El costurero de Lulú nos gusta practicar, sobre todo a Mara, la artífice de esta obra que me tiene maravillada. Siéntate y relájate; te invitamos a que disfrutes con nosotras de la aventura de hoy, la aventura de una familia diferente.

Juro que cuando Mara me envió por WhatsApp la imagen que vas a ver no salía de mi asombro y al mismo tiempo no podía parar de sonreir. En un primer momento me recordó a aquellas fotos del colegio que nos hacían cada año, en las que nos colocaban bien uniformados y derechitos en una escalera. Han transcurrido casi 30 años de ese momento (¿tan mayores somos ya?) y aún nos reímos en casa y recriminamos a mi madre por dejarnos salir con esos pelos o con los calcetines a media pierna. ¡Cuánto horror en cada una de esas fotos!

Sin embargo lo que te muestro hoy es un momento muy simpático que podría suceder en cualquier bosque del mundo, en el que un grupo de búhos se coloca para hacerse una foto. Sí, sí, lees bien, y no sé si es que el viaje en barco que hice ayer en medio de un temporal me hace desvariar; pero es lo que me evoca esta imagen. ¿Te imaginas al fotógrafo diciendo sonríe al pajarito?

Los búhos colocados para la foto
Los búhos colocados para la foto

Mara tardó dos años en terminar el cuadro, a ratitos sí, pero tratando de darle a cada uno de estos búhos una expresividad diferente que ha logrado muy bien. Detrás de este trabajo hay muchas puntadas, tela, fieltro y sobre todo, mucha imaginación que tal vez no se aprecia porque las imágenes no le hacen justicia. Si lo vieras en vivo y en directo no sabrías a cual de ellos mirar.

Detalle del cuadro
Detalle del cuadro

Hoy no te estamos hablando de cuadrados formados por triángulos rápidos, ni de log cabin o flying geese, pero sí queremos contarte lo importante que es dejar volar la imaginación. Lo bueno que es visitar páginas especializadas, ver mil fotos y coger ideas. Cuando haya pasado el tiempo recuerda todo eso que tienes en tu mente, haz con todo ello un pequeño cócktel que agitarás bien, y casi sin darte cuenta, saldrán de tus manos cosas tan bonitas como estas, eso sí, con tu sello personal. El nuestro empiezas a conocerlo, son los colores vivos e incluso un poco estridentes que aportan alegría, que ya la vida tiene bastantes penas.

Más detalles de los búhos
Más detalles de los búhos

Yo me quedo por aquí disfrutando de mi familia a la que he venido a visitar después de dos meses, y cómo no, de esta familia de búhos tan simpática, de sus miradas, sus gestos y de lo inoportuno que parecen algunas alas para el compañero que tienen al lado. El costurero de Lulú no descansa, las agujas echan humo para seguir ofreciéndote información sobre el patchwork y la costura creativa.

Te invito a que te suscribas de forma gratuita a nuestro blog en la pagina de inicio y podrás recibir todas nuestras publicaciones en tu correo electrónico. Además recordarte que tenemos un grupo en Facebook en el que estamos haciendo seguimiento a los tres proyectos que actualmente tenemos en marcha y que puedes ver en Lo hacemos entre todas. ¡Algunas chicas están haciendo trabajos muy bonitos! y como soy muy bobita hasta alguna lagrimita se me ha escapado del orgullo que siento. ¡Ay! (suspiro largo).

Déjanos aqui abajo tus comentarios, ya sabes que nos encanta leerte y que tratamos de contestarlos todos. Gracias por formar parte de esta familia maravillosa que estamos construyendo.

¡Besos costureriles!

4 comentarios en “Foto de familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *