La estrella fugaz

Hace unos días te contaba que tenía muchas ganas de hacer una estrella y he dado mil vueltas porque las que quiero hacer son algo más complejas y no quiero volverte loca, que es domingo y la mente tiene que estar descansada. La que te traigo hoy es una estrella fugaz y es una de las versiones que he encontrado, aunque hay alguna que otra más. Pero ésta, tiene un no se qué, qué se yo que me gusta y está hecha con cuadrados formados por triángulos. ¿Habrá técnica que domines más que esa? 😉 ¡Vamos allá!

Para este bloque voy a usar una tela blanca de fondo, aunque estuve tentada de usar una beige, y varios azules diferentes. Puedes hacerlo con un solo tono o mezclando muchos colores para hacerlo alegre. ¡Lo dejo a tu elección! Eso sí, déjame decirte que he visto algunos quilts que están completamente hechos así y son muy vistosos. Este es el resultado final.

Mi estrella fugaz
Mi estrella fugaz

Antes de seguir ayúdame a analizar el bloque. Si te fijas bien se puede dividir en cuatro partes, es decir, es un 4×4. Y lo podríamos hacer como un nine patch o un four pacth pero preferimos evitarnos dos costuras que no tendrían sentido, la de la esquina superior izquierda y la esquina inferior derecha. Pero eso te lo explicaré en su momento.

Ahora que lo has visto y después de lo que te acabo de decir, seguro que te han entrado ganas de hacerlo. Así que vamos allá con las medidas.

  • Tela de fondo:
    • 2 rectángulos de 7,25 x 4.25 cm.
    • 6 cuadrados de 4,25 cm
    • 3 cuadrados de 5,25 cm
  • Telas azules
    • 3 cuadrados de 5,25 cm

Ten en cuenta que mis medidas son muy pequeñitas porque el bloque también lo se, la medida terminada es solo de 12 cm. Debes calcular como te he explicado otras veces si quieres hacerlo de un tamaño mayor.

Estas son las telas que usaremos para la estrella fugaz
Estas son las telas que usaremos para la estrella fugaz

Lo primero que haremos es coser los cuadrados más grandes en su diagonal para formar los cuadrados formados por triángulos. Si fueras a hacer un quilt con muchos colores repetidos, podrías hacer el cuadrado formado por triángulos rápidos, y así lo terminarías mucho antes.

Una vez hecho esto colocamos sobre el plano de corte nuestras piezas para saber el orden en el que van y fíjate lo que pasa. Mira la foto.

Colocamos las piezas para saber su orden
Colocamos las piezas para saber su orden

Antes te expliqué que no podrías coser como un nine patch, bueno en este caso sería un 16 patch 😉 porque tenemos dos rectángulos que evitan que podamos unir cada columna con la siguiente. Pero para coser a cadena y ahorrar tiempo e hilo, lo que haremos será unir cada fila, dejando cuatro tiras que uniremos más tarde entre sí.

Tenemos las tiras cosidas y planchadas
Tenemos las tiras cosidas y planchadas

Como soy bastante previsora, corté las tiras para separarlas y planché las costuras de cada una de ellas hacia un lado, así después me sería más sencillo encajar los cruces y que se me terminaran rodando. Ya sabes que algunas veces las telas tienen vida propia y hacen lo que quieren.

Una vez unidas todas las piezas, ya tenía mi minibloque que solo tuve que emparejar para quitar esos trocillos que siempre nos quedan. ¡Y ya está hecho!

Mini bloque de estrella fugaz
Mini bloque de estrella fugaz

Fíjate si es pequeñito que el cutter a su lado parece enorme. Y obviamente al hacerlo tan pequeño se aprecia mucho mejor el dibujo que hace. Si fuera grande tendríamos que alejarnos un poco para poder apreciarlo mucho mejor.

Te aseguro que este bloque lo terminarás en un momento y el resultado es genial, se me ocurre que usando telas de navidad podría quedar algo de lo más curioso para decorar la mesa. ¿A ti para qué te gustaría usarlo?

Mientras lo piensas tranquila yo aprovecho para seguir pensando en nuevos proyectos que podamos hacer juntas y nuevos tutoriales que nos permitan ampliar conocimientos. ¿A quién no le gusta seguir aprendiendo cada día?

¡Nos leemos muy pronto!

¡Besos costureriles!

6 comentarios en “La estrella fugaz

  1. Ay, que cosa más mona. A ver si todo lo que haces me encanta pero esto me parece encantador. Me pongo a ello ahora mismo. Besos Lourdes y gracias

    1. Hola Tania! Tienes que calcular los 30/4, por lo que cada cuadro debería tener 7,5 cm. En ese caso te quedarían:
      – Rectángulos blancos: 16,25x 8,75 cm
      – Cuadrados blancos pequeños: 8,75 cm
      – Cuadrados blancos y azules más grandes: 9,75 cm
      Repasa los cuadrados formados por triángulos para que veas que tienes que añadir un centímetro más y por eso son un poquito más grandes. ¡Espero haber hecho bien los cálculos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *