Llegó el otoño y caen las hojas

Septiembre es por excelencia el mes de la vuelta al cole y casi siempre, dejamos a octubre el honor de dar la bienvenida al otoño; bien porque el verano no termina de marcharse, como en Fuerteventura donde estamos sudando la gota gorda, o porque parece que es en octubre cuando realmente nos damos cuenta que el verano nos ha abandonado. Aunque se que muchas de nuestras seguidoras están en sudamérica y tenemos estaciones diferentes, esa sensación de ir a destiempo, también la vivimos en Canarias donde disfrutamos de una eterna primavera. Estés donde estés, este bloque te servirá para otros aquellos trabajos en los que las hojas son las grandes protagonistas. ¿Quieres saber más?

Lo cierto es que pensé que sería una idea genial para hacer el mantelito de octubre, pero no quiero ser tan típica y en realidad me apetecía más hacer un individual que tuviera forma de casa, con sus arbolitos de hojas secas. No se si te parece buena idea o crees que las hojas hubiese sido mejor para continuar con los mantelitos mensuales. Recuerda que ya hicimos un corazón y el bus escolar. ¿Te apetece la casa? si es así dímelo aquí abajo y me pongo manos a la obra; si no, podemos pensar algo  diferente entre todas.

Pues bien, hoy saqué mi libreta y mis colores e hice esta hoja que habrás muchas veces en quilts y caminos de mesas. Yo te voy a enseñar a hacerlo y podrás adaptarlo a la medida que te interese para tu trabajo. Fíjate bien en el bloque que he dibujado.

Hacemos el dibujo de nuestra hoja
Hacemos el dibujo de nuestra hoja

El bloque lo podemos dividir en tres columnas y tres filas, es decir, es un 3×3. y tendremos cuatro cuadrados formados por triángulos, tres cuadrados del mismo color, otro de fondo y por último un cuadrado, el de la ramita de la hoja, que te voy a enseñar a parte cómo tienes que hacer. No te asustes porque es muy sencillo, seguro que ya lo has hecho antes.

¿Qué medidas vamos a utilizar? Yo voy a decantarme por una de las medidas más comunes, 6,25 cm para todos los cuadrados, eso significa que después de coser se me quedarán en 5 y, por lo tanto, todo el bloque tendrá 15 cm. Para todo usaré esa medida menos en los cuadrados formados por triángulos. ¿Recuerdas de qué medidas tenemos que cortarlos?

Para esos cuatro cuadrados formados por triángulos necesitaremos solo dos cuadrados de cada color, es decir, del fondo y del color de nuestra hoja,  los cortaremos a 7,25. Un centímetro más que el resto de cuadrados porque al hacer la costura central perderemos ese centímetro que hemos añadido.

Por tanto, cortaremos:

  • 1 cuadrado de fondo de 6,25 cm
  • 2 cuadrados de fondo de 7,25 cm
  • 2 cuadrados de fondo de 5,25 cm
  • 4 cuadrados de color de 6,25 cm
  • 2 cuadrados de color de 7,25 cm

¡¡Vamos a coser!! Empezamos por el tronquito de la hoja? Para hacerlo necesitaremos los dos cuadrados de 5,25 de tela de fondo y uno de los cuadrados de 6,25 del color de nuestra hoja. Fíjate cómo los coloco y los marco. Como las dos piezas son muy grandes y se solapan, coloco solo una y luego la otra en la misma posición en la que está.

Lo hacemos derecho con derecho para luego cortar y dar la vuelta a la tela de fondo.

Colocamos primero uno de los cuadrados de tela de fondo
Colocamos primero uno de los cuadrados de tela de fondo

Una vez tengamos el primero cosido, lo abrimos y colocamos el segundo cuadrado.

Cosemos la segunda pieza por la línea roja
Cosemos la segunda pieza por la línea roja

Y una vez los tengamos cosidos, cortaremos los sobrantes, es decir, desde esa línea que ves en la imagen, hacia la esquina exterior, dejando el margen de costura. Luego la tela de fondo la giramos y volveremos a obtener un cuadrado perfecto.

A continuación hacemos los cuadrados formados por triángulos. Una vez cosida la diagonal de los cuadrados, cortamos en medio.

Cortamos las piezas de los cuadrados formados por triángulos
Cortamos las piezas de los cuadrados formados por triángulos

¡Ya tenemos todas las piezas de nuestra hoja listas! Fíjate como quedan antes de coser.

Colocamos nuestras piezas correctamente
Colocamos nuestras piezas correctamente

Ahora simplemente cosemos nuestro nine patch resultante, cuidando mucho que no se nos giren las costuras. Y este es el resultado.

Nuestra hoja terminada
Nuestra hoja terminada

Imagínate qué chulo quedaría en un camino de mesa con varias hojas de distintos tonos. Unas en verde fuerte, otras más claras, otras en anaranjado, amarillo e incluso rojizas. Para Navidad quedaría precioso y en una casa con decoración clásica seguro que llamaría mucho la atención.

No quiero irme sin pedirte perdón por la calidad de las fotos. El domingo pasado creí perder la cámara y resultó que con el traqueteo del coche se escondió en un lugar recóndito y aún no me la han devuelto. ¡Por suerte no la perdí que era lo que me preocupaba! Lo malo de todo esto es que tengo que usar el móvil y se nota muchísimo en los colores. Juro que en vivo y en directo son mucho más bonitos de lo que se ve en las fotos.¡Cosas de la tecnología!

Con esta disculpa me despido por hoy que ya van siendo horas de descansar. Espero volver mañana con mucho más patchwork y costura creativa… ¿que será, será? Jajaja, pronto lo descubrirás 😉

Disfruta mucho del fin de semana y si te apetece, cose todo lo que puedas. Aquí el calor lo complica un poco pero lo intento.

¡Besos costureriles!

7 comentarios en “Llegó el otoño y caen las hojas

  1. Tus trabajos son preciosos espero algun dia trabajar igual o como dice el dicho superar el maestro abrazos gracias por compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *