Neceser íntimo

Existe una leyenda urbana que dice que en el bolso de una mujer puedes encontrar de todo. En mi caso es cierto, no sé cómo lo hago, pero desde que era una adolescente, mis bolsos han pesado muchísimo y me siento incapaz de dejar algo en casa: una libretita y un boli, que siendo periodista me puedo encontrar con una historia interesante; por supuesto la cámara de fotos y la grabadora; el móvil, las gafas de sol, las de vista, la cartera, las llaves, … y cuando llegan esos días del mes en los que solo quieres estar tirada en el sillón con una mantita, debes añadir a lo anterior, todo lo necesario para poder cambiarte. ¡Qué lío! Hasta hoy, porque te traemos un neceser para que lo lleves todo juntito, tus compresas, tus tampones e incluso tus pañuelos de papel por si no lo tienes a mano. ¿Quiéres ver cómo lo hicimos?

La verdad es que después de hacer el estuche de cuatro bolsillos, este tipo de neceser me parece súper sencillo de hacer. Fíjate bien porque en una tarde lo puedes tener terminado y quedarás muy bien con cualquiera de tus amigas si les regalas uno. ¡Vamos con los materiales!

  • 2 rectángulos de tela de 18 x 35 cm
  • 1 rectángulo de guata de 18×35 cm
  • 2 rectángulos de tela de 18 x 14 cm
  • 1 rectángulo de 12 x 14 cm
  • 1 cremallera de 45 cm
Estos son los materiales para nuestro neceser íntimo
Estos son los materiales para nuestro neceser íntimo

Comenzamos cogiendo los dos rectángulos iguales pequeños, en la imagen son las telas naranja y amarilla, que serán los bolsillos de nuestro neceser.

Lo primero que haremos con ellos será un pequeño vuelto por cada extremo largo para que la tela no se nos deshilache. Lo hemos hilvanado para que no se nos escape y sea más fácil coser a máquina, pero si eres hábil y con la plancha lo marcas, puedes hacerlo algo más deprisa. Eso sí, tendrás que usar alfileres para que te quede siempre del mismo ancho.

Hilvanamos los dos extremos de los bolsillos
Hilvanamos los dos extremos de los bolsillos

Elige una de las dos telas, la que te guste más o contraste mejor con la tira que pondremos encima a continuación. Vamos a crear dos huecos para colocar los tampones, tal y como colocábamos nuestros lápices alineados en aquellos estuches del colegio, sujetos por un elástico, ¿lo recuerdas?

Usaremos la tira de 12 x 14 cm. Dóblala por la mitad, derecho con derecho, por la medida más corta, es decir, por los 12 centímetros y cose de arriba abajo. Con mucho cuidadito le das la vuelta y metes los extremos para que no se deshilache, pero no es necesario que lo cierres aún porque primero probaremos que queda bien en nuestro conjunto.

Sujetamos la tira con alfileres
Sujetamos la tira con alfileres

Asegúrate de que quede bien colocado y que la tira toque la base porque después tendrás que pasar un pespunte para dejarlo fijo. Prueba varias veces hasta que estés segura que los tampones salen y entran con facilidad, y que no quedan atascados.

Cosemos la tira al bolsillo
Cosemos la tira al bolsillo

Una vez lo tengamos cosido, colocamos los bolsillos en la tela interior del neceser. Ten en cuenta que hemos redondeado las esquinas de las telas interior, exterior y guata, así que ajusta los bolsillos para que no se salgan por encima.

Cosemos los bolsillos a la tela interior
Cosemos los bolsillos a la tela interior

Nosotras hemos elegido que la apertura de los bolsillos sea hacia el interior para que no se nos caiga nada cuando abramos la cremallera. Así que los bolsillos los coseremos, según los ves en la foto, el amarillo por la izquierda y el naranja por la derecha.

Y ya casi estamos terminando. En este punto debes decidir si quieres acolchar o no tu trabajo. Nosotras preferimos dejarlo sin acolchar, ¿el motivo?, una manía personal que tengo y es que cuando una tela es demasiado escandalosa o ya tiene muchas costuras, prefiero dejarlo sin acolchar para no recargarlo más. Tal vez resulte absurdo pero es una manía como otra cualquiera.

Así que una vez hayas decidido qué hacer con tu exterior y teniendo ya el interior acabado, tienes que pegarlos con el pegamento en spray a la guata para que se no se nos mueva  a la hora de colocar la cremallera.

Pegamos las dos capas de tela a la guata
Pegamos las dos capas de tela a la guata

Para la parte final te pido que tengas un poquito de paciencia, pero sobre todo que te atrevas, porque vamos a coser la cremallera y sé que son muchas las que tienen miedo de hacerlo. ¡Atrévete que alguna vez tiene que ser la primera!

Y para que no te parezca tanto lío y no se te mueva te recomiendo que lo hilvanes, porque al hacer la curva puede ser un poco complicado de coser. Fíjate cómo la preparamos.

Hilvanamos la cremallera
Hilvanamos la cremallera

Te pongo un detalle de la parte que puede resultar más compleja.

Detalle de un lado de la cremallera
Detalle de un lado de la cremallera
Otro detalle de la cremallera
Otro detalle de la cremallera

Una vez colocada solo tenemos que irnos a la máquina. Ten mucho cuidado y asegúrate de que los dos lados de la tela están puestos a la misma altura para que al pasar el pespunte no se vea feo, pero sobre todo para que queden los dos lados cosidos.

Nos vamos a la máquina
Nos vamos a la máquina

¿Estás lista para ver el resultado? No te voy a hacer esperar más, que me pongo misteriosa y seguro que ya has ido a la última foto para verlo terminado. Aquí lo tienes, ¿no es súper útil?

Nuestro neceser terminado
Nuestro neceser terminado

No creas que te voy a dejar con una sola imagen, mira este pequeño montajito que hice para que veas varias perspectivas del neceser. ¡Me encanta!

Más fotos del neceser terminado
Más fotos del neceser terminado

Estamos súper contentas con el resultado pero aún lo estamos más con la experiencia que vivimos en la tarde de ayer, porque mi madre y yo tuvimos la posibilidad de conocer a Ernes, una seguidora valenciana de la página. Fue una tarde muy divertida en la que hablamos mucho de costura y visitamos algunas de las tiendas que hay por la zona de Triana en Las Palmas de Gran Canaria. De hecho, estuvimos un rato en Mia´s Pacth, una tienda de la que había oído hablar y aún no había podido visitar. ¡Es un lugar precioso! Si tienes la oportunidad no dejes de visitarla.

A ti Ernes, muchas gracias por la tarde que pasamos, por hacernos sentir tan bien y por demostrarme una vez más que todo este esfuerzo merece mucho la pena. Me dejaste asombrada con todo lo que conocías del blog y lo buena seguidora que eres. Y después de las coincidencias que jamás hubiésemos imaginado, y tal y como me dijiste hoy, si seguimos hablando… ¡descubrimos que somos familia! ¡Cuánta razón! jajaja 😉

Muchísimas gracias a todas por estar siempre ahí aunque no estemos de forma tan intensa como al principio, sin ustedes, nada de esto sería posible. Y como me estoy poniendo tontorrona, me despido, ¡nos leemos muy pronto!

¡Besos costureriles!

7 comentarios en “Neceser íntimo

  1. yo tengo varios bolsos grandes, jota (mi esposo) dice que si el se pudiera doblar de seguro tambien la metia ahi, a competir por el espacio con todo lo demas que llevo a dentro jajajajajaja,

  2. Yo no llevo ni uno ni dos neceseres…llevo 3!!!!!. Lo nuestro es imposible, aún con dolor de espalda. Y ellos se quejan si…pero luego: me guardas las llaves?, no llevaras una tirita?….me das un pañuelo????….. Este neceser me parece una preciosidad, estos dias que tendré a mi madre en casa, a ver si echa una manita con la temida cremallera….
    Muchas gracias Lourdes y compañia. Un beso

  3. Hola!haces unos trabajos muy bonitos y muy bien explicados.Gracias por compartir con las novatillas que estamos empezando en este precioso mundo de la costura y las expertas seguro que habran hecho ya tus proyectos porque son interesantes y prácticos .Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *