Bordado en honor a Notre Dame Maldito fuego

El post de hoy lo escribo en honor a Notre Dame. Hace unas 24 horas la catedral de París fue pasto de las llamas. Incrédulos veíamos a través de la televisión cómo el fuego consumía la cúpula del edificio. En ese momento sentí una pena tremenda, jamás podría ver el edificio más visitado de Francia en todo su esplendor.

Viendo aquellas imágenes recordé una tela de la que aún conservo algún pedazo. Se trata del callejero de París y siento debilidad por ella. Ya la he utilizando para algún neceser, una colcha y hasta un bastidor con un trozo de la canción preferida de mi marido. Fue el primer regalo que le hice, porque le apasiona la capital francesa.

Así que pensando y pensando qué podía hacer con esa tela se me ocurrió hacer otro bastidor. Tenía ganas de bordar así que busqué en Internet una ilustración con la fachada de Notre Dame y me puse manos a la obra. Utilicé la técnica red work con punto atrás y punto de nudo.

Aquí te dejo el link desde donde puedes descargar la ilustración (el tamaño es bastante más grande al que yo imprimí, porque mi bastidor era muy pequeño. Te recomiendo que lo adaptes al tamaño que necesites).

En honor a Notre Dame

En honor a Notre Dame

Materiales que utilizaremos

Los materiales que necesitaremos serán muy sencillos. Un trozo de tela algo mayor que nuestro bastidor, un trozo de entretela de la misma medida, el bastidor, un rotulador de punta fina y el hilo del color que elijamos.

En mi caso me ayudé de una mesa de luz LED que es una maravilla. Lo cierto es que aún no le he sacado todo el partido que me gustaría, pero se que poco a poco lo iré haciendo.

Calcamos el dibujo en la tela

Calcamos el dibujo en la tela

Una vez calcado el dibujo con muchísimo cuidado de no equivocarnos, simplemente comenzamos a bordar siguiendo las líneas. Yo lo hice por segmentos, pero en ocasiones seguía haciendo líneas rectas para aprovechar mejor el hilo. Tu puedes hacerlo como prefieras e incluso puedes añadir más tipos de puntos si así lo consideras. Para mí la dificultad es el tamaño del bastidor. El dibujo no tiene más de 9 centímetros de alto, como la palma de mi mano más o menos. Así que con tantas líneas y pequeñas divisiones se me hizo un poco complicado.

El objetivo de este proyecto no es otro que decorar y al mismo tiempo hacer un trabajo en honor a Notre Dame. ¡Y he conseguido lo que pretendía!

Bordado Notre Dame

Bordado Notre Dame

Te preguntarás por qué este interés por Notre Dame y son varios los motivos. Mi bisabuelo era francés, mi nombre también lo es, mi hermana estudió Historia del Arte y ayer me contó que se le saltaron las lágrimas al enterarse de la noticia. Además mi marido, se moría de ganas por enseñarme no solo Notre Dame, sino París, pero por las cosas de la vida lo fuimos aplazando. Estoy segura que iremos algún día, pero ya no será lo mismo.

Espero que te haya gustado el bastidor. Sin duda es buena muestra de que cualquier cosa que suceda a nuestro alrededor puede inspirarnos a hacer un bonito trabajo.

¡Nos leemos pronto!

Besos costureriles.

 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. abril 17, 2019

    […] último, El costurero de Lulú realizó su particular homenaje. Un sencillo bordado con black work en un bastidor de pequeñas […]

  2. junio 21, 2019

    […] Se hizo asidua de la corte de París, donde además de conocer al Emperador Luis Napoleón Bonaparte, fue uno de los grandes referentes de la época dentro y fuera de nuestras fronteras. Se casó con  Napoleón III en 1853, en la catedral de Notre Dame. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!