Funda para la tabla de luz Protege esta herramienta tan útil

¡Cuántas veces he pensado en una funda para la tabla de luz! Podría decirte que cientos y que nunca me animaba a hacer una, porque no tenía muy claro qué diseño hacer. Quería evitar hacer una funda lisa con una aplicación en grande, aunque era una de las ideas más recurrentes. Sin embargo, el mundo del patchwork es así y durante el confinamiento descubrí un tutorial de Beatriz Martínez en el grupo de Facebook Patch en casa. En una de esas maravillosas ideas que han tenido las quilters de aquí y allá de ‘amenizarnos’ la cuarentena, algo que ya te conté en dos entradas de Patch World NewsProyectos de patchwork gratuitos para ayudarte a sobrellevar el confinamientoNuevos proyectos gratuitos para entretenerte durante la cuarentena.

Pues bien, el diseño de Beatriz era muy sencillo y tan solo hacían falta tiras de tela y algunos bordados que aproveché para hacer con mi máquina de coser. En cuanto a las telas escogí algunas que me había regalado mi marido, que tiene mucho más gusto que yo, a las que añadí alguna que tenía en casa y que iban que ni pintadas. El resultado es una funda para la tabla de luz que me encanta porque sus colores me llaman mucho la atención. Pero mejor nos ponemos manos a la obra, ¿no crees?

Materiales para la funda de la tabla de luz

Para este trabajo necesitaremos únicamente tiras de telas que tengamos por casa. En mi caso las utilicé de 2,75 cm (+1,25cm de costura) por el 1, 10 de largo de las telas de patchwork y en total fueron 16, aunque debo decirte que con 14 hubiese quedado igual de bien. La mía es bastante holgada pero eso va a gusto de cada uno.

Si te preguntas por qué unas tiras tan largas es porque se trata de una tabla de luz tamaño Din A-3.

Tiras de tela tabla de luz

Tiras de tela tabla de luz

Como puedes ver, lo ideal es que las tiras sean de una misma colección, aunque en tiempo de confinamiento cuando empecé el proyecto hubiese valido cualquier cosa mientras pegasen bien unas con otras.

Una vez tengas las tiras preparadas, tienes que unirlas unas a otras, consiguiendo un gran rectángulo.

Hacemos los bordados en las tiras

Hacemos los bordados en las tiras

Una vez unidas y con su guata por detrás, aprovecha las puntadas decorativas de tu máquina de coser para decorar con algunos puntos a lo largo de las tiras. Si prefieres hacerlo a mano, por supuesto que también puedes hacerlo así, te quedará mucho más artesanal y personalmente creo que le aportarías muchísimo valor.

Esta decoración puedes hacerla en todas las tiras que quieras, eso sí, recuerda que si lo acolchas demasiado puede encoger de más y crearte algún problema. ¡No será la primera vez que nos pase algo así!

Bordados con la máquina de coser

Bordados con la máquina de coser

Una vez acolchado y aprovechando una regla que tenía por casa y que nunca había utilizado, le hice en uno de los extremos  cortos unas ondas con el fin de darle una terminación diferente. Si no quieres hacerlo así o en pico, puedes hacerlo recto o redondear los extremos. ¡Tu decides qué forma prefieres!

Marcamos la solapa

Marcamos la solapa

Hacer el sandwich para formar nuestra funda para la tabla de luz

Una vez tenemos el exterior bastante claro cortaremos una tela para hacer el interior de la funda. Es importante que la cortes teniendo en cuenta la medida final del exterior que acabamos de acolchar y que deberemos haber emparejado. En mi caso, además, recuerda que le hice las ondas en uno de los extremos.

Nuestra tela interior tendrá un centímetro más de largo que el exterior, centímetro que dejaremos por la parte recta, no por la ondulada.

Colocamos derecho con derecho

Colocamos derecho con derecho

 

Cosemos las dos telas

Cosemos las dos telas

Colocamos derecho con derecho el exterior y la tela interior y cosemos por el extremo corto (el contrario a las ondas) dejando una abertura en el centro, tal y como ves en la foto de arriba. Este será el punto por el que le daremos la vuelta al trabajo cuando lo tengamos cosido.

Marcamos la tela

Marcamos la tela

En este punto tenemos que decidir cómo será de grande nuestra lengüeta. Eso va un poco a gustos de cada uno, en mi caso lo dejé a 13,5 cm desde la parte más grande de la onda de la misma. Esta medida es importante porque tendremos que hacer un doblez justo en este punto. ¡Pero eso te lo explico ahora mismo!

Doblamos la tela hasta la marca

Doblamos la tela hasta la marca

¿Recuerdas la costura que hicimos antes? Ese centímetro de más lo dejamos para poder dar la vuelta a la tela, como ves en la imagen superior. Lo que hacemos es llevar el final del trabajo (donde hemos girado la tela) hasta la marca que hicimos anteriormente.

Si miras la imagen de abajo te darás cuenta que nos sobra tela, puedes estar tranquila ¡lo estás haciendo bien!

Doblamos la tela hasta la marca

Doblamos la tela hasta la marca

Solo tienes que doblar el sobrante hacia arriba y unirlo en la parte superior. En mi caso son las dos telas con forma de onda.

No te asustes si te parece un poco complicado el sistema, te prometo que es mucho más sencillo de lo que puede parecer cuando te lo explico.

Sujetamos toda la tela alrededor

Sujetamos toda la tela alrededor

Simplemente tenemos que coser alrededor, por donde ves las pinzas sujetando. Si tu eres más de hilvanar, no lo dudes, te quedarás más tranquila si lo haces.

Ya solo tienes que darle la vuelta al trabajo y coser a puntada escondida ese trocito que se nos quedará justo debajo de la lengüeta, así que si no eres muy mañosa no te preocupes porque quedará perfectamente tapado.

Un consejo, si te has decantado por hacer las onditas como yo, después de coser alrededor y antes de darle la vuelta haz unos pequeños cortes sin llegar a la costura. De esta manera las ondas quedarán mucho mejor hechas y no se deformarán al darle la vuelta al tejido.

Nuestro trabajo terminado

Nuestro trabajo terminado

Y el resultado es este que ves. La verdad es que mi tabla de luz lo venía pidiendo a gritos desde hace mucho tiempo y por fin tiene su funda. Para cerrarla le puse dos broches de click aprovechando que tenía del mismo color, pero si lo prefieres puedes hacerlo con cola de ratón, velcro o con otros tipos de cierres que puedes conseguir en mercerías. Y también le añadí un pequeño botoncito de madera con una bicicleta antigua. Es un poco imperceptible, pero es que las telas me gustaban tanto que no quería llenarlo de cosas que les hicieran perder protagonismo.

Anímate si tienes una tabla de luz o una tablet que quieras proteger. Es muy fácil de hacer y podemos aprovechar las tiras que siempre tenemos guardadas por casa.

Nuevo proyecto

Y antes de irme quisiera hablarte de mi nuevo proyecto. Ya sabes que desde hace algo más de un año inicié una página web, Patch World News, dedicada a las noticias del patchwork y la costura creativa. Un proyecto que va despacito pero que poco a poco va tomando forma. Pues bien, me he animado a hacer un podcast.

Para las que no lo sepan, un podcast es algo así como un canal de radio pero grabado. Hay muchísimos podcast de gran interés pero me di cuenta que no había nada relacionado con este mundo que nos apasiona y allí que me lancé de cabeza. Aprovechando que mi marido me regaló un micrófono súper chulo, me puse manos a la obra.

De momento solo hay un episodio y es muy cortito, una presentación en la que te cuento quien soy y cómo llegué hasta aquí. Actualmente ya estoy gestionando entrevistas para los próximos episodios que espero puedas escuchar. Así que si te apetece hacerme llegar información relevante o algo que creas que a los aficionados a este mundo les gustaría conocer, solo tienes que hacérmelo llegar. ¡Lo contaré encantada!

Puedes suscribirte al podcast, compartirlo, comentarlo, decir que te gusta o incluso descargarlo cuando estés en casa y escucharlo en el coche o por la calle. ¡Es lo más cómodo cuando quieres escuchar algo que te interesa pero no tienes tiempo! Y como no es vídeo, no tienes ni que mirar, solo abrir bien tus orejitas y dejar que yo te lo cuente.

Te dejo aquí el enlace por si quieres escucharlo, solo tienes que darle al play.

Y si lo escuchas hasta el final… verás que no me olvido de ustedes, porque, ¿qué sería de mí si no les envío los ya tradicionales besos costureriles?

Pues lo dicho, nos leemos pronto.

Besos costureriles.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!